No more posts
que-es-desfibrilador-1200x800.jpg

¿Qué es un desfibrilador?

Un desfibrilador es un equipo electrónico que sirve para restablecer el ritmo cardiaco normal mediante la aplicación de una descarga eléctrica. El desfibrilador actúa cuando el corazón empieza a fibrilar para devolverlo a su ritmo cardiaco habitual. Encontramos distintos tipos de desfibrilador, externos, implantables, manuales, automáticos…

En el caso de los DESA (Desfibrilador externo semiautomático), van acompañados por un estuche protector y una cabina para evitar desperfectos, así como por un cartel desfibrilador de color verde muy visual que indica la localización de este. Al encontrarse en muchos casos en lugares públicos es esencial poder localizarlos lo mas rápido posible en caso de necesitarse su uso.

¿Cómo funciona un desfibrilador externo semiautomático?

El primer paso es ir a buscar el desfibrilador en la cabina correspondiente, que debe estar señalizada con un cartel desfibrilador de color verde con las siglas DESA i un corazón. Una vez disponemos del mismo nos dirigimos hacia el lugar donde se encuentre la víctima a quien se le debe estar realizando las maniobras de RCP.

En segundo lugar ponemos en marcha el desfibrilador mediante el botón de encendido en caso de ser necesario y mientras se están realizando las maniobras correspondientes colocaremos los electrodos en el pecho desnudo y rasurado del paciente siguiendo las instrucciones que aparecen en el desfibrilador, uno, en la parte derecha del tórax bajo la clavícula. El segundo, en la parte izquierda, bajo el pecho, en la zona de las costillas. Llegados a este punto debemos dejar de aplicar las maniobras de RCP, algo que el propio desfibrilador indicara y este de forma automática analizará el ritmo cardiaco de la víctima.

A partir de este punto el desfibrilador nos indicará si debemos aplicar una descarga, lo que se realizará mediante el botón de descarga que hay en el propio desfibrilador o bien debemos seguir con las maniobras RCP.

El desfibrilador nos ira dando instrucciones de forma periódica mientras no llegan los servicios de emergencia y si debemos seguir con las maniobras o aplicar descargas, es vital seguir con las técnicas de reanimación hasta recuperar la normalidad de la víctima o los servicios de emergencia nos indiquen lo contrario cuando lleguen.

Tipos de desfibrilador

Manuales: Este tipo de desfibriladores solo puede ser usado por personal sanitario formado y cualificado dada su complejidad.

Automáticos o DEA: Se trata de los primeros desfibriladores externos que empezaron a usarse. Estos tipos de desfibriladores aplican la descarga sin aviso previo, lo que resulta muy peligroso para la persona que asiste a la víctima. Cada vez están más en desuso por este aspecto, pero su terminología DEA se sigue utilizando, pues eran los únicos desfibriladores externos utilizados antiguamente.

Semiautomáticos: Se trata de tipos de desfibriladores de uso público, son dispositivos que requieren poca capacitación por parte del usuario. El aparato va indicando los pasos a seguir mediante instrucciones sonoras y visuales. El desfibrilador semiautomático realiza un diagnóstico del ritmo cardíaco e ira informando cómo actuar en función de este. Es un tipo de desfibrilador que es capaz de realizar varias descargas según el estado del paciente. Es de fácil funcionamiento y puede ser usado por cualquier persona que haya recibido con una formación básica previa

Los DESA tienen una forma cuadricular, generalmente disponen de los siguientes elementos: Botón de encendido; electrodos, mediante los cuales se aplicarán las descargas; instrucciones visuales de como proceder en su uso; un altavoz que facilitará instrucciones para su uso y un botón para aplicar la descarga.

Actualmente podemos encontrar estos tipos de desfibriladores semiautomáticos en empresas, aeropuertos, colegios, museos o lugar de gran aforo. Su nomenclatura es DESA, aunque muchas veces se utiliza la antigua de DEA.

Desfibrilador automático implantable: Existe otro tipo de desfibrilador automático que es el DAI, el desfibrilador automático implantable es un dispositivo que puede implantarse en el interior del cuerpo y capaz de realizar una desfibrilación de forma automática.

Monofásicos: Son aquellos desfibriladores con una corriente en una sola dirección, esto implica una alta descarga en tres choques de 200, 300 y 360 julios.

Bifásicos: Los desfibriladores bifásicos efectúan una corriente doble, es decir, cambia de polaridad durante el choque. Estos desfibriladores administran un total de 3 choques, per a diferencia de los desfibriladores monofásicos, estos choques son los tres uniformes con una energía de 150 julios. Los desfibriladores bifásicos cuentan con una tecnología más avanzada lo que permite mayor control y un menor daño miocárdico. Estos desfibriladores son mas eficaces y tienen un menor gasto en energía.

A parte de los distintos tipos de desfibrilador también encontramos distintos tipos de cabinas. Las cabinas son las cajas donde se guardan los DESA (Desfibrilador externo semiautomático) para evitar que se dañen y protegerlos al estar en el exterior. Podemos encontrar cabinas con alarma de apertura, completamente cerradas y protegidas o parcialmente selladas para un acceso más fácil. También podemos encontrar cabinas geo localizadas y con aviso a los servicios de emergencia con un teléfono que contacta con el 112 cuando este debe ser utilizado.

¿Cómo usar un desfibrilador en caso de emergencia?

¿Como actuarías en el caso de encontrarte ante una situación que implique la posible necesidad de un desfibrilador semiautomático? Tres pasos fundamentales:

  • Proteger
  • Avisar
  • Socorrer

Una vez la víctima esté protegida y alguien le esté practicando la RCP, (Respiración cardiopulmonar) avisaremos al 112 mientras vamos a buscar el desfibrilador. ¿Como vamos a identificar el DESA? (desfibrilador semiautomático) Todos los desfibriladores públicos deben estar señalizados con un cartel verde con las siglas DEA o DESA y un corazón. Una vez tenemos al desfibrilador en nuestras manos lo vamos a llevar al lugar donde esté la víctima.

Ahora tenemos el desfibrilador en el mismo sitio donde está la víctima, y vamos a proceder a su uso, mientras otra persona sigue practicando la RCP, abrimos el estuche y colocamos los parches (electrodos) en el pecho del paciente siguiendo las instrucciones que nos da el propio desfibrilador. El pecho de la víctima debe estar desnudo i rasurado, en el caso de encontrarnos bello en el pecho de la víctima vamos a usar el KIT RCP, adjunto al DESA, que contiene una cuchilla de afeitar que nos permitirá eliminar los pelos del pecho de la víctima, en caso de no poder desnudar al paciente dentro del KIT RCP también encontraremos unas tijeras para cortar la ropa. Podemos encontrarnos ante una situación que nunca antes hayamos afrontado, pero debemos estar tranquilos dado que el propio desfibrilador nos va a indicar en todo momento lo que hay que hacer, incluso con la RCP.

Una vez estén los electrodos pegados al pecho, el desfibrilador nos indicará como proceder. En primer lugar, deberemos separarnos de la víctima para que se realice un análisis del ritmo cardíaco. En segundo lugar, el desfibrilador nos indicará si debemos seguir con la RCP o procede a realizar una descarga. Es muy importante recordar que sólo en caso de que el desfibrilador detecte que la descarga sea necesaria esta se realizará.

Llegados a este punto vamos a seguir las indicaciones del desfibrilador hasta que lleguen los servicios de emergencia.

Por lo que podemos resumir los desfibriladores semiautomáticos que son los que están expuestos al público son de uso fácil i con constantes instrucciones

¿Qué precio tiene un desfibrilador?

Los desfibriladores se pueden comprar, alquilar o bien hacer un renting. Desde CuraSana cubrimos todos estos servicios de forma integral con asesoramiento y adaptación de los espacios para la cardioprotección. Encuentra tu desfibrilador al mejor precio y con el mejor servicio.

¿Qué normativa existe acerca de los desfibriladores?

En relación a la normativa vigente, existe una normativa en función de cada comunidad autónoma, esta se encarga de regularizar y estandarizar el uso de los desfibriladores en espacios cardioprotegidos así como los procesos de formación requeridos para su uso.


first-aid-1253140_1280-1200x900.jpg

29 noviembre, 2017 Primeros Auxilios

Diario de Mallorca- Miércoles 10/06/2015

Un extranjero de 53 años muere atragantado en el comedor de un hotel en Playa de Palma

Un extranjero de 53 años de edad falleció ayer al mediodía al atragantarse cuando comía en un hotel en el que estaba alojado en la Playa de Palma. El afectado se sintió indispuesto mientras se hallaba en el comedor del establecimiento y finalmente murió. La Policía investiga el caso y un forense también acudió al lugar.

¿Qué hacer en caso de obstrucción de las vias respiratorias?

Nos encontramos frente a una víctima de obstrucción total de la vía aérea, es decir, una persona que no puede respirar porque un trozo de alimento obstruye de manera total la vía respiratoria. Una persona en estas circunstancias, sin respirar, cuenta con poco tiempo (a lo sumo dos minutos) antes de perder el conocimiento y desfallecer, por ello debemos actuar de manera rápida.

  1. Primero nos aseguramos que podemos acercarnos de manera segura y le indicamos alta y claramente  que estamos formados y que vamos a ayudarle con el fin de que nos permita ayudarle.
  2. Nos ponemos a su lado, inclinando la cabeza hacia abajo, procurando que la cabeza quede por debajo de la espalda,  y aplicamos cinco golpes efectivos en la espalda, entre las dos escápulas con la mano cóncava con el fin de que las ondas generadas muevan el trozo de comida, en caso de que no sean golpes productivos, debemos proceder a aplicar cinco veces la maniobra de Heimlich.

¿Cómo realizar la maniobra de Heimlich?

  1. Nos colocamos detrás de la víctima y rodeándola con nuestros brazos, colocamos nuestro puño cerrado en contacto con la piel de la víctima entre su esternón y su ombligo, haciendo un solo movimiento hacia dentro y hacia arriba con intensidad. Si no funciona y la víctima sigue en pie, volvemos a realizar los cinco golpes efectivos entre las escápulas seguidos por las cinco maniobras de Heimlich.
  2. Si no conseguimos desobstruirlo y pierde la consciencia, lo tumbamos en el suelo boca arriba y procedemos a realizar las compresiones torácicas, mientras pedimos a alguien que llame al 112 indicando que hay una persona sin respiración y a una segunda persona que localice un desfibrilador. En el caso que estemos solos priorizamos la llamada y si el desfibrilador se encuentra cerca, su aproximación.

body-116585_1280.jpg

La Vanguardia 02/12/2014

Un guardia urbano salva la vida de un pasajero de los Ferrocarrils tras usar un desfibrilador que cogió en una farmacia.

¿Qué hacer ante una persona sin consciencia ni respiración?

Para que una persona que no respira pueda sobrevivir, es imprescindible que se den todos los eslavones de la Cadena de Superviviencia.

LLAMAR AL 112 – REANIMACIÓN – DESFIBRILACIÓN – HOSPITALIZACIÓN

Pasos a seguir ante una persona que ha subrido un infarto

  1. Proteger – Nos aseguramos que podemos acercarnos a la víctima sin peligro.
  2. Avisar – Comprobamos la consciencia de la víctima y gritamos alto y claro para tratar de que alguien acuda donde nos encontramos nosotros. Tras comprobar que no respira, pedimos a alguien que llame al 112 de inmediato indicando la falta de respiración, mientras nosotros socorremos. Si no conseguimos que nadie nos ayude, llamamos al 112 nosotros mismos antes de socorrer.
  3. Socorrer – A pesar de que la víctima haya podido sufrir lesiones graves a causa de la caída, debemos priorizar la llegada de oxígeno a su cerebro, de esta manera la pondríamos sobre el suelo mirando hacia arriba e iniciaríamos de manera inmediata las maniobras de reanimación (RCP) mientras pedimos a alguien que trate de localizar un desfibrilador por la zona,  seguiremos realizando las compresiones torácicas hasta que llegue el desfibrilador o la ambulancia medicalizada. Si conseguimos un desfibrilador por la zona, priorizaremos su utilización. Lo encendemos y seguimos las instrucciones hasta que llegue la ambulancia.

Tras la realización de las compresiones torácicas seguidas de la utilización de Desfibrilador localizado en una farmacia cercana a la estación del Ferrocarril, la víctima recuperó el latido y pudo ser trasladado al hospital donde le operaron con éxito.


curasana-logo-white

En Curasana dedicamos nuestros esfuerzos a los Primeros Auxilios y a la Cardioprotección.
Curasana nace de la Sensibilidad por los Primeros Auxilios así como de la Responsabilidad Social.

Copyright by Curasana 2018. Powered by weboluciona.com